El valor de los datos en las operaciones de transporte

Tomar decisiones informadas basadas en datos concretos es la clave para optimizar las operaciones de transporte. También brinda claras ventajas a otros departamentos como almacenamiento y ventas. ¿Pero cómo pueden los responsables de logística utilizar esta información sobre el transporte para mejorar el rendimiento de los diferentes equipos? Descúbrelo en este artículo.

Cada día, miles de palets viajan por carretera por el territorio español. Tanto fabricantes como operadores logísticos y retailers, entre otros muchos profesionales, deben enfrentarse a la dificultad de elegir las mejores rutas para los envíos que realizan regularmente y de forma puntual. La mayor parte de ellos recurrren a diferentes tipos de colaboradores externos para lograrlo. Esto significa que gestionan sus operaciones diarias sin utilizar, por lo general, soluciones tecnológicas inteligentes, lo que se traduce, por ejemplo, en un gran volumen de emails y llamadas y la utilización de albaranes de entrega y documentación físicos. Estas opciones, además de ser ineficientes, no permiten que los equipos logísticos extraigan datos agregados sobre los itinerarios y las operaciones de transporte.

Actualmente, vivimos en un mundo de datos, inteligencia artificial y machine learning, por lo que es fundamental contar con información cuantificable. De hecho, el 90% de las empresas dedicadas a la logística afirma que el análisis de datos será esencial para el éxito de su actividad durante los próximos cinco años. Sin disponer de información sobre los KPI (indicadores clave), como el porcentaje de entregas realizadas a tiempo, el índice de éxito o los periodos de paralización de la actividad, resulta imposible optimizar las operaciones de transporte para mejorar su eficiencia.

Cómo utilizar datos para mejorar las operaciones de transporte

Recopilar datos con tecnologías de seguimiento

Elementos más importantes de la gestión de flotas para los expertos en logística:

La optimización de las rutas y el seguimiento son algunos de los elementos más importantes de la gestión de flotas para los profesionales de la logística. Fuente: Deloitte

El primer paso para aplicar datos en la optimización de las operaciones de transporte es sin duda diseñar una cadena de suministro que permita recabar información útil, como las horas punta en el transporte de mercancías y los lugares donde se producen, las rutas a través de las que se envía la mayor parte de los palets y los tipos de camiones más eficientes. Para poder recopilarla, las empresas deben implementar tecnologías de seguimiento y trazabilidad adecuadas en el entorno de sus operaciones logísticas. Por otra parte, si externalizan algunas actividades, deben asegurarse de escoger proveedores de transporte y 3PL (proveedores de logística de terceros) que utilicen tecnologías de seguimiento tanto en su oferta de servicios como en sus vehículos y operaciones.

Analizar datos para obtener información aplicable a los procesos 

Limitarse a recopilar datos no supone en sí mismo ninguna ventaja competitiva, a menos que estos se transformen en información útil que facilite la toma de decisiones. Para evitar acumular una cantidad ingente de cifras y números sin tratar, es imprescindible incorporar una serie de agoritmos y procesos de análisis de datos. Para aplicar estos procesos a las necesidades logísticas de una empresa, es necesario que además se centren en optimizar la eficiencia de las operaciones a fin de reducir costes y acortar los plazos de entrega.

Facilitar datos sobre el transporte a los distintos equipos 

Para poder beneficiarse verdaderamente del análisis de datos relacionados con el transporte de mercancías, las empresas deben implementar soluciones tecnológicas que les permitan transferir información crucial a equipos específicos y a sus responsables, de forma que estos puedan mejorar sus procesos de decisiones. Una excelente herramienta para lograrlo es utilizar una plataforma digital que brinde a distintos departamentos la posibilidad de acceder a datos relevantes aplicables a sus operaciones a través de informes y un panel de control adaptado a las necesidades de los profesionales del sector.

Conseguir que se beneficien diferentes equipos

Recabar datos sobre aspectos como los puntos de recogida de los pedidos, las rutas y los lugares de entrega y facilitar información esencial a diferentes departamentos puede contribuir a mejorar el rendimiento de diversos equipos:

Operaciones

El equipo de operaciones puede utilizar estos datos para reducir los periodos de paralización de la actividad y evitar posibles retenciones o atascos al preveer las horas punta y planificar cómo responder a ellas. Todo ello, gracias a la posibilidad de acceder a más información sobre la ubicación y el itinerario de los palets en tiempo real. Además, la información relacionada con las rutas y el seguimiento de la mercancía puede también utilizarse para optimizar los trayectos de retorno de los vehículos.

Estas mejoras pueden servir para incorporar de forma efectiva las devoluciones de los clientes y racionalizar la recepción de los palets, evitando así trayectos de regreso con el vehículo vacío. Todo esto puede tener como resultado una reducción significativa de los tiempos y costes del transporte, al optimizar enormemente la utilización de la capacidad disponible y el tiempo de servicio de los camiones.

Logística

El departamento logístico, por su parte, puede utilizar datos sobre el transporte para evaluar y puntuar el rendimiento de los transportistas en función de su porcentaje de entregas realizadas a tiempo y su comportamiento en la conducción, entre otros factores. De hecho, según una encuesta realizada por Deloitte, el 77% de los expertos en logística entrevistados estima que la posibilidad de monitorizar el comportamiento en carretera de los transportistas es un aspecto de vital importancia, principalmente, porque esta información les permite comparar los perfiles de los distintos profesionales disponibles y seleccionar aquellos que les ofrecen mayores garantías. Además, estos datos sobre la conducción pueden ser una herramenta muy útil para reducir los gastos de combustible, mantenimiento y seguros en las operaciones de transporte.

Almacenamiento

Los equipos dedicados al almacenamiento de mercancías también pueden sacarle partido al acceso a datos sobre el transporte. Esta información puede ayudarles a agrupar las cargas en el almacén a fin de optimizar el uso de la capacidad de los vehículos y la elección de las rutas. En el futuro, una combinación de acceso y análisis de datos y automatización permitirá implementar sistemas automáticos de carga y descarga capaces de adaptar los trayectos a la información de la que dispongan en tiempo real.

Ventas

Los procesos de análisis de datos no solo benefician a los equipos relacionados con la cadena de suministros; también brindan ventajas a departamentos dedicados a las actividades comerciales, que pueden incluir en sus pitch de ventas información y estadísticas concretas con las que respaldar el valor añadido de sus servicios. Pueden, por ejemplo, demostrar a sus clientes que tomar decisiones informadas basadas en datos concretos garantiza que los pedidos lleguen a tiempo y sin haber sufrido ningún tipo de daño. Asimismo, puesto que la optimización de las operaciones de transporte implica una reducción de los costes, tienen también la posibilidad ofrecer precios más competitivos en los envíos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *