Ventajas y desventajas de la logística inversa

logística inversa

La logística inversa gestiona el regreso de mercancías dentro de la cadena de suministro. Guiada por el criterio de la eficiencia, permite las empresas poner en marcha devoluciones de productos y retornos de exceso de inventario.

La logística inversa y los vínculos entre empresas

Gracias a la recuperación de embalajes y del reciclaje, tanto de residuos comunes como de residuos peligrosos, la logística inversa permite establecer un mayor vínculo entre empresas distribuidoras y entre ellas y sus clientes.

Recuperación de embalajes y reciclado

Buena parte del material que cada año se recicla en España lo hace tras un proceso en el que interviene la logística inversa. Los beneficios económicos de llevarla a cabo son de varios tipos, incluido el medioambiental. El ecodiseño de los envases, que es concebido como una forma de consumir de manera más racional los recursos, juega un papel clave. Aumentar la producción sostenible minimizando el impacto en el medio ambiente de la vida completa del producto, desde su fabricación hasta su entrega, es un objetivo claro en un número creciente de empresas. De hecho, forma parte de las líneas maestras de toda Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Retorno económico

Implantar, planificar y controlar el flujo de productos es una de las funciones básicas de la logística. Cuando se implementa la logística inversa se favorecen la devolución y la recuperación de costes. La recuperación de al menos parte de los envases y materiales que regresan a la empresa contribuyen a generar un aumento de los ingresos. Esto genera que las compañías compren envases reutilizables y organicen sus procesos de entrega en función de los procesos de recogida. El retorno económico de la logística inversa se ve favorecido por la sustitución de materias primas originales por otras generadas a partir de material reciclado, lo que facilita que se ahorre en costes.

Dificultad de implantación

A la hora de valorar las dificultades de poner en marcha la logística inversa siempre surge la de cómo implantarla. Sus costes no se pueden calcular de forma sencilla, ya que no están desagregados. A ello hay que sumar que, aunque no sean empleados para aplicar acciones de logística inversa, los vehículos realizan del mismo modo los trayectos de vuelta. Algunos estudios estiman que el coste de la logística inversa puede llegar a superar el 5% de los costes totales que tiene una empresa de logística.

En algunos casos se ha optado por vincular, ya sea de forma parcial o total, la logística inversa con el coste de venta del producto. Aunque en principio parece una alternativa, se ha comprobado que origina un encarecimiento del producto y una pérdida de competitividad que no lo hace aconsejable.

Inversiones en manipulación

En comparación con la logística directa, la logística indirecta presenta un menor coste de conservación de inventario, pero a cambio requiere mayores inversiones tanto en manipulación como en clasificación y diagnóstico de calidad.

Instalaciones logísticas flexibles

Uno de los requisitos que debe cumplir toda empresa que apueste por la logística inversa es el de contar con instalaciones logísticas flexibles y dispuestas para recibir un flujo inverso de productos y materiales. Es preciso contar con estrategias establecidas de antemano en torno a este tipo de logística, estrategias de negocio proactivas en lugar de reactivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *