Furgonetas de transporte: 5 cosas que tener en cuenta antes de comprar una

furgonetas de transporte

Decantarse entre la amplia oferta de furgonetas de transporte puede ser una tarea compleja si no se tienen claras algunas premisas. El uso que se va a hacer de ella es la principal, pero no la única.

La ideal entre todas las furgonetas de transporte

Los datos sobre la venta de furgonetas de transporte en lo que va de 2017 rebelan un auge en la compra de este tipo de vehículos comerciales. En octubre, el mes del que se tienen datos más recientes, se vendieron 17.110 unidades de este tipo de vehículos, nada menos que un 25% más que en el mismo mes de 2016. Los concesionarios, agrupados en la asociación Faconauto, así como las asociaciones de vendedores (Ganvam) y fabricantes (Anfac) coinciden en señalar que 2017 es el mejor de los últimos años para el sector. Pero, ¿qué es en lo que debe fijarse todo aquél que esté planteándose adquirir alguno de los modelos de furgonetas de transporte que se encuentran en los concesionarios?

Retorno de la inversión

Elegir un vehículo comercial ligero implica realizar una inversión. Y, como con toda inversión, es imprescindible planificar cuando se va a producir su retorno. Esto obliga a pensar al menos en los próximos 10 años y a estimar si será rentable para la economía particular o para el modelo de negocio planificado. En resumen, hay que sentarse delante de un escritorio con ‘papel y lápiz’ y hacer números.

Versátil o específica

Las furgonetas de transporte para usos específicos pueden resultar más económicas que aquellas que son más versátiles, pero su precio de reventa en el mercado de segunda mano también será inferior. Si puede que tengamos que actualizar nuestro vehículo cada poco tiempo para adaptarlo a nuevas exigencias técnicas, puede resultar más interesante uno en el que el desembolso no sea excesivo.

Las emisiones, en el punto de mira

Cada vez más ayuntamientos ponen en marcha planes de reducción de emisiones a la atmósfera y de contaminación acústica en el centro de las ciudades. Antes de comprar un vehículo es imprescindible conocer sus emisiones y si se adaptan a la legislación vigente o prevista para los próximos años. Los fabricantes facilitan amplia información al respecto.

Maniobrabilidad y visibilidad

¿Cómo es la ciudad o las ciudades en las que vamos a utilizar nuestro vehículo? Es una pregunta que todo comprador debería hacerse. No solo se trata de si la urbe es grande o pequeña. No es lo mismo moverse por una ciudad con calles amplias y abundantes zonas de carga y descarga, que por una de trazado estrecho y numerosas barreras arquitectónicas. Con un vehículo pequeño ganaremos en maniobrabilidad en caso de que o necesitemos, pero tendremos que renunciar a cierta capacidad de carga. En cuanto a la visibilidad, las furgonetas de transporte de menor tamaño y ruedas pequeñas permiten una mejor visión del entorno, lo que redunda en la seguridad ante la posible presencia de peatones y ciclistas.

Ergonomía y salud

Las furgonetas de transporte que se usan para el transporte urbano están sometidas a constantes paradas. Y también sus conductores, que cada pocos metros tienen que entrar y salir del vehículo y acceder a la parte de atrás de este. Una buena ergonomía puede evitar golpes y posibles accidentes, además de representar una ayuda para ahorrar tiempo.

La financiación

 La financiación, en diferentes fórmulas, es el modo más utilizado de comprar furgonetas de transporte en España. En concreto, en el 90% de los casos se recurre a un leasing o un renting para adquirir un camión de transporte o un vehículo ligero. En el caso del renting, se puede contar en todo momento con un vehículo moderno y están incluidos el seguro, el contrato de mantenimiento y las reparaciones del vehículo. Con el leasing o arrendamiento financiero es posible deducirse como gasto tributario todo el valor del vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *