Cuatro formas eficientes de cuidar los palets de mercancías

cuidar palets mercancias

Las empresas de transporte ponen especial atención en el cuidado de las mercancías. Algo que pasa, a su vez, por cuidar al detalle el estado de los palets. Descubrimos cómo lo hacen.

Cuidar los palets equivale a reducir costes

Los derramamientos y otros daños en las mercancías paletizadas originan pérdidas de tiempo y costes derivados de los seguros, por lo que una empresa o un profesional que se dedican al transporte profesional es el primer interesado en evitarlos. Una vez conocidas las ventajas de los palets para el envío de mercancías, el interés del transportista por hacerla llegar en perfectas condiciones es siempre el máximo. Por eso se han desarrollado una seria de medidas para lograr ese objetivo. Te presentamos las 4 más habituales.

1. Elegir el palet adecuado

El palet de madera ha sido hasta ahora, de manera mayoritaria, el estándar usado en la cadena logística. Pero el palet de plástico avanza cada día más. En muchas ocasiones la mejor opción es la de combinar palets de distintos materiales, en función del tipo de carga que haya que movilizar. Los palets de plástico son muy apropiados para líquidos y muchos alimentos, mientras que los de madera se emplean siempre en materiales de construcción o productos de ingeniería. Por otra parte, sobra decir que un transportista profesional sabe trabajar en todo momento dentro de las indicaciones máximas de tamaño y peso para cuidar los palets de mercancías.

2. Reducir el número de usos

Los palets de madera pueden ser manipulados hasta en una decena de ocasiones dentro de la cadena de suministro. En esa cadena se incluye el proceso de carga, recogida y entrega final en cada envío. Sin, embargo, algunas empresas reducen la media de uso de cada palet. De esta forma se reducen las tensiones a las que están sometidos los materiales y se garantiza que no existen roturas ni daños de ningún tipo por lo que se pueda comprometer la mercancía.

3. Protección y embalaje

Evitar las sobrecargas y lograr un buen equilibrio es clave para cuidar los palets de mercancías. La mayor parte del peso debe descansar siempre sobre la parte inferior para asegurar la estabilidad del palet. Además, el embalaje juega un papel fundamental. Tanto el film de envoltura como las corrreas asegura que no se producirá desplazamientos de la mercancía ni choques con las demás cargas dentro del vehículo. Aquellos artículos pesados o que puedan moverse deberán estar anillados.

4. Control de calidad

Los protocolos de almacenaje, carga, transporte y descarga de mercancías inciden de forma directa a la hora de cuidar los palets de mercancías. Los palets son fotografiados, se escanean sus códigos de barras y se supervisan de forma visual para garantizar que ofrecen las mismas prestaciones que el primer día. Las empresas cuentan con controles de calidad que revisan desde que el etiquetado sea el correcto hasta que, en cada caso, el palet utilizado es el más indicado para una mercancía concreta. Se comprueba, además, el embalaje y la disposición en cada vehículo. Ese exhaustivo control de calidad permite conocer la antigüedad de cada palet y programar su sustitución por uno nuevo.

Las carretillas elevadoras 

Cuidar los palets de mercancías es cuidar todo el proceso de su almacenaje, carga y descarga. En ese proceso intervienen varios operarios que emplean varios dispositivos. Uno de ellos es la carretilla elevadora, que aprovecha los espacios que tiene el palet en su base para introducir en ellos la horquilla y así desplazarlo. Estos profesionales mueven palets de tamaños, pesos y formas muy diversas, pero están entrenados para hacerlo de un modo eficiente y sin riesgo para las cargas. Se rigen, además, por la normativa legal de dimensiones y pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *