6 razones por las que el palet de plástico sigue ganando terreno

palet plastico

Más ligero, resistente e higiénico, el palet de plástico va ganando terreno al de madera. Cada día más profesionales transportan mercancías aprovechando las ventajas de este material.

El palet de plástico va a más

Metálicos, de cartón, de aluminio, de fibra prensada… Y, por supuesto, también de madera. Aunque este último material sigue siendo el dominante en la fabricación de palets, cada día el plástico le gana un poco de terreno. Las ventajas del palet de plástico hacen que vaya ganando cuota de mercado y puede que en los próximos años asistamos al que sería uno de los cambios más significativos de los últimos años en el mundo de la logística y el transporte de mercancías.

Los palets de plástico se fabrican en medidas muy diferentes, que van de las dimensiones más pequeñas (400x600mm) hasta las más grandes (1200×1200 mm). Entre medias, se encuentran palets de 600×800 mm, 800×1200 mm, 1000×1200 mm, 1100×1300 mm y 1140×1140 mm.

Menos peso y más resistencia

Las características de un palet en las que fijarse son muchas, pero dos de las más importantes no aparecen a simple vista. Son su menor peso y su mayor resistencia. En un sector en el que el peso juega un papel tan determinante, reducirlo es una ventaja competitiva porque disminuye el coste de combustible en cada desplazamiento. En cuanto a su alta resistencia, ésta se mantiene siempre, algo que no se puede decir de la madera, que sí se ve afectada por impactos, deformaciones, cortes, etc.

Mayor vida útil

Los palets de plástico pueden llegar a durar hasta 5 veces más que los de madera. La naturaleza de los termoplásticos que se emplean para la fabricación de estos palets los hace resistentes a cambios bruscos de temperatura, impactos, roces y caídas, además de a bacterias. Productos químicos bases y ácidos tampoco comprometen su vida útil.

Escaso mantenimiento

Mientras que los palets de madera requieren un mantenimiento periódico debido a la presencia de astillas, desplazamiento de tablas o clavos salientes, los de plástico no necesitan mantenimiento. Es otra razón por la que resultan más económicos en el medio y largo plazo. Con solo una limpieza ocasional, su estado es siempre como el del primer día. En cuanto a las reparaciones, es simple y no se necesita de personal especializado para realizarlas.

Más seguros

El manejo manual de un palet siempre implica cierto riesgo, debido a que en la madera puede haber astillas o alguna parte saliente, que podría originar daño. Los palets de plástico eliminan esa posibilidad y son, por tanto, más seguros para los transportistas y los operarios.

Ocupan menos espacio

Los palets de plástico encajables son excelentes aliados para aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento, ya que cuando no están en uso y se apilan ocupan mucho menos espacio que los palets de madera.

Más ecológicos

El palet de plástico es reciclable al 100%, de hecho una gran parte del futuro uso de un palet que se retira es el reciclado para fabricar nuevas unidades. El palet de madera se realiza a partir de la tala de la tala de árboles, lo que hace que sea menos respetuoso con el medio ambiente.

2 opiniones en “6 razones por las que el palet de plástico sigue ganando terreno”

    1. Hola, Antonio José, estamos aumentando nuestro radio de actividad para llegar cada vez a más ciudades de España, ojalá podamos trabajar juntos pronto.

      Muchas gracias por tu interés y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *