Más de 5 años de experiencia, menos siniestralidad al volante

experiencia y siniestralidad

El dicho de que la experiencia es un grado cobra especialmente sentido cuando se trata del mundo del transporte de mercancías. Así lo demuestran los estudios que investigan la relación entre años de práctica y siniestralidad.

Más conducción equivale a menos accidentes

A pesar de que los grandes vehículos industriales que transportan mercancías por las carreteras están implicados en un bajo porcentaje en el número total de accidentes que se producen cada año (el 3% en España), se suceden los estudios para averiguar cuáles son sus causas. Cada poco tiempo se presenta en el mercado una novedad en materia de seguridad de los vehículos, fruto de la inversión que realizan los fabricantes. Aumentan las inspecciones técnicas y se ponen en marcha campañas de concienciación sobre la importancia de la seguridad vial. Sin embargo, todos ellos son factores que podrían no será tan importantes como la experiencia del conductor en la cabina.

Así lo demuestra el estudio ‘Analysis of Driver Critical Reason and Years of Driving Experience in Large Truck Crashes’, realizado en el mes de enero de este año en Estados Unidos por la agencia gubernamental Federal Motor Carrier Safety Administration (FMCSA). El estudio examina cuál es la vinculación que existe entre los años de experiencia profesional que acumula un conductor y la frecuencia y gravedad de los accidentes registrados.

5 años de conducción marcan la diferencia

Realizado sobre una muestra de 943 conductores de vehículos industriales, sus conclusiones son claras: las probabilidades de estar implicado en un accidente con consecuencias mortales o lesiones de diferente gravedad bajan considerablemente desde el momento en el que el conductor acumula más de 5 años de experiencia. Aquellos que conducen camiones grandes y tienen menos de 5 años de experiencia en ello, presentan un 17% más de probabilidades de sufrir un accidente.

Descenso constante del riesgo

A partir de la cifra de 5 años, las estadísticas reflejan un continuo descenso de las probabilidades de que se dé un siniestro. Los porcentajes de riesgo continúan bajando en cada tramo de edad de los conductores, hasta que la experiencia supera los 30 años y de nuevo se produce un pequeño repunte en las cifras. Ese repunte presenta aún unos datos de siniestralidad inferiores a los que tienen conductores con experiencia inferior a 5 años, y podrían achacarse al envejecimiento de la edad media de los profesionales.

El primer estudio que se realizó en Estados Unidos sobre las causas de los accidentes en los que estaban implicados vehículos industriales data de 2005. El LTCCS, por sus siglas en inglés, recogió datos nacionales examinando con estadística avanzada cada siniestro. El estudio de FMCSA tiene en cuenta ratios y parámetros de riesgo relativo y pone en valor los años de experiencia en conducción de camiones.

La retención del talento, clave para las empresas

Con estos datos parece claro que el desafío para las empresas que se dedican al transporte de mercancías es retener a sus mejores conductores, que a menudo son los más experimentados. Los accidentes, un coste variable que influye en las cuentas de las empresas, se reducen cuanta más experiencia sumen los profesionales en la cabina. Los incentivos económicos, una cultura empresarial que implique a todos los empleados o una fuerte vinculación con los objetivos de la empresa parecen ser factores fundamentales para aprovechar las ventajas competitivas de este tipo de conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *