A partir de junio la baja de un camión obligará a llevarlo al desguace

baja camion

A partir del próximo mes de junio, el procedimiento para dar de baja un vehículo industrial cambia y se hace obligatorio entregarlo en un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT).

El desguace pasa a ser el centro de recogida

Son muchas las circunstancias en las que el propietario de un vehículo, sea un particular o una empresa, desean dar de baja un camión; desde que haya sufrido una avería cuya coste de reparación hace que no merezca la pena realizarla, hasta el deseo de reemplazar el vehículo por otro más moderno, pasando por los casos de siniestros en los que el vehículo queda irrecuperable para su uso.

Final de la vida útil

El final de la vida útil de un vehículo industrial implica todo un proceso de descontaminación de sus componentes que evita que éstos perjudiquen al medio ambiente, especialmente algunos como los neumáticos y los plásticos. Por eso los CAT cobran protagonismo y a partir de ahora llevar allí el camión se convierte en el primer paso para tramitar su baja definitiva. El propietario, una vez entregado el camión, solicitará la baja, que irá acompañada del documento nacional de identidad, el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica junto a una declaración jurada en la que se indica que ya se puede disponer del vehículo.

Inexistencia de cargas administrativas

El siguiente peldaño en la tramitación es la comprobación de que no existen cargas administrativas o multas pendientes asociadas al vehículo, algo que figura en el Registro de Vehículos y que en el CAT podrán consultar telemáticamente. La Jefatura Provincial de Tráfico que corresponda será la encargada de tomar nota de la baja definitiva. A continuación, emitirá un certificado para el solicitante que a éste le llegará por medio del CAT.

¿Y si la Jefatura deniega la baja?

El propietario puede encontrarse en la situación de que la Jefatura de Tráfico detecte alguna traba que haga imposible gestionar la baja. Eso no significa que el proceso quede cancelado, porque el solicitante recibiría una notificación y un documento en el que se detallaría qué hay que corregir para obtener la baja definitiva. Una vez solventada la incidencia concreta, se reiniciaría el procedimiento para cursar la baja.

Otras bajas específicas que sí se gestionan

La baja por exportación del vehículo o en el caso de tratarse de un modelo histórico sí que se podrá tramitar desde la Jefatura de Tráfico. También la de vehículos que ya no existan, siempre y cuando se aporte toda la documentación requerida sobre ellos.

Qué se hace con el camión dado de baja

En el momento en el que los vehículos son desguazados pasan a ser considerados vehículos fuera de uso (VFO). Hoy en día cerca del 90% de los componentes de un camión se pueden reciclar gracias a un procedimiento u otro. En la zona de descontaminación del CAT se extraen todos los líquidos, como el aceite, el gasóleo o el líquido de frenos, entre otros. También se separan las zapatas de freno, los condensadores, las baterías, los filtros o el gas del aire acondicionado. Después cada residuo es separado, guardado y etiquetado en contenedores específicos para su posterior recogida y tratamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *