Qué es el tacógrafo inteligente y por qué es un salto adelante

tacografo inteligente

Podrá ser leído por las autoridades sin tener que parar el vehículo y contará con sistemas de posicionamiento por satélite. La llegada del tacógrafo inteligente marcará un antes y un después.

Lectura remota en un tacógrafo de segunda generación

El tacógrafo es el gran testigo de los viajes que protagonizan todo transportista profesional y su vehículo. Con él es posible conocer el tiempo de actividad y el descanso del conductor, pero además proporciona información con los datos de los kilómetros que se han recorrido y la velocidad a la que se ha circulado. Este aparato de registro no ha dejado en ningún momento de evolucionar y en los últimos tiempos todos los camiones cuentan con uno que funciona de manera automática o semiautomática.

El salto adelante llega con el nuevo tacógrafo inteligente, conocido también como tacógrafo digital ‘de segunda generación’. Lo que hace tan diferentes a estos nuevos dispositivos es que aprovechan las ventajas de la conectividad. Gracias a sistemas como el GPS y el futuro sistema de navegación Galileo, impulsado por la UE y la Agencia Espacial Europea, serán capaces de ‘leer’ información de forma remota. Contarán con nuevo sistema de control vía satélite que ofrecerá valiosa información acerca de todos los movimientos del vehículo, todo ello en tiempo real. De esta manera será más sencillo comparar los tiempos de conducción y descanso.

Evitará paradas y podrá abonar peajes

A partir de su implantación, las autoridades de control del tráfico no tendrán que inmovilizar los vehículos durante el tiempo en que se realiza la verificación, con el consiguiente coste debido a la parada, el nuevo arranque y el retraso sobre el horario previsto. Este tipo de tacógrafo inteligente estará conectado de manera inalámbrica y no solo tendrá las aplicaciones descrita, sino que con él, además, será posible desde realizar una reserva a distancia de un aparcamiento en una zona conectada hasta abonar peajes telemáticos sobre la marcha.

La verificación se mantiene igual

En principio, la verificación del tacógrafo seguirá realizándose como hasta ahora; en el caso de que se produzca una reparación, una nueva instalación, en cada cambio del número de vueltas de recorrido del vehículo y en cada cambio en el perímetro de los neumáticos que se deba a un cambio en las dimensiones de éstos.

Interés de la DGT

La manipulación de tacógrafo sigue siendo una de las principales violaciones del reglamento de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico, que durante algunas épocas del año intensifica sus controles a furgonetas y camiones para detectar posibles irregularidades. En estas inspecciones sacan a la luz las dos principales causas de sanciones; por una parte, las que se aplican por exceso en el tiempo de conducción y, por otra, la relacionadas con la manipulación o el mal uso del dispositivo. A estas dos infracciones les sigue, por frecuencia, una tercera, la velocidad inadecuada para la vía por la que se circula o para el tipo de vehículo que realiza el transporte. La llegada del tacógrafo inteligente permitirá un control más fiel de todos los parámetros que afectan a la conducción y, si es manipulado, dejará un rastro que se podrá detectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *