Tesla pone su objetivo en los camiones de transporte de mercancías

camiones transporte

Hay ideas que son capaces de cambiar nuestra forma de vida, y empresas que son capaces de llevarlas a la práctica. Una de ellas es Tesla, que pone ahora su mira en el transporte por carretera.

Tesla, un antes y un después para los camiones

Todo lo que Tesla lleva a cabo supone un antes y un después en el mundo de la innovación, por eso hay mucha expectación sobre un proyecto para lanzar a las carreteras de todo el mundo un camión 100% eléctrico. Una auténtica revolución para el transporte de mercancías por carretera teniendo en cuenta que el principal coste que tiene que asumir este sector es el precio del combustible. 

A pesar de que cada año se producen mejoras en la eficiencia de los motores, un camión eléctrico pondría patas arriba las bases sobre las que se ha asentado este negocio desde sus inicios. Más que un salto adelante que ni el gas natural ni los biocombustibles están cerca de proporcionar gracias a la empresa fabricante de vehículos eléctricos, componentes y sistemas de almacenamiento.

¿Cómo será el camión Tesla?

Elon Musk, director ejecutivo y cofundador de la compañía de Silicon Valley, ha aclarado que el vehículo estaría formado por una cabeza tractora y un semirremolque que podrían operar de forma conjunta o separada. En cuanto a la estructura, Tesla dice adiós a la forma tradicional del camión, ya que destierra el gran motor en la zona delantera para poner en marcha un pequeño motor por rueda. Tampoco existen ya los árboles de transmisión, ni la caja de cambios como la entendíamos hasta ahora. El chasis, formado por largueros y travesaños, sustentaría los dispositivos que hacen posible el movimiento. Y las grandes baterías, juntos a las células de almacenamiento, estarían en el centro de la estructura, en la parte inferior.

Una carrera con mucha competencia

Los dos grandes rivales de Tesla en la pugna por liderar el cambio hacia los motores eléctricos en los grandes camiones son Mercedes y la pequeña, en comparación, Nikola Motors. De momento Mercedes se encuentra en posiciones muy avanzadas e incluso ha llegado a anunciar que en este 2017 se podrá ya ver por las carreteras europeas algún ejemplar del Mercedes Urban e-Truck, un vehículo 100% movido con energía eléctrica. Estados Unidos y Japón serán sus siguientes retos.

Nuevas incógnitas para un nuevo escenario

El proyecto de Tesla plantea cuestiones de gran calado. Si impone su modelo de transporte a largo plazo, o se convierte en la primera empresa que lo hace pero muchas le siguen después, obligaría a una mayor producción de energía. Si ésta se obtuviera de fuentes renovables se habría conseguido cerrar un circuito eficiente y verde. Pero es un escenario que de momento es difícil de imaginar. Esto hace pensar en alternativas como la obtención de luz solar procedente de placas fotovoltaicas instaladas en la parte superior de los propios camiones, una idea que ya se ha planteado en algunos foros tecnológicos.  

Dos grandes dificultades

A pesar de las ventajas que implica la llegada del camión eléctrico, el proyecto debe aún responder a algunos inconvenientes:

  • Autonomía y recarga de las baterías. Las grandes baterías que necesitaría un camión eléctrico requerirían cargas de mucho tiempo para tener una autonomía razonable. A menos que Tesla encuentre la forma de acelerar el proceso en un plazo corto de tiempo, esa demora excesiva haría el vehículo menos competitivo. Por ejemplo, el actual Tesla Model S P85 carga por completo sus baterías de 85 kWh en una hora, aunque usa el llamado ‘supercargador’.
  • Pocos puntos de carga. El talón de Aquiles al que se enfrenta el planteamiento de Tesla sigue estando en algo que no puede controlar; la disponibilidad de puntos de recarga en el camino o en el lugar al que debe llegar el vehículo. Un factor que depende tanto de la voluntad de la Administración pública y de los recursos que ésta quiera dedicar a este aspecto, como de las empresas privadas. Un problema contra el que también batalla la empresa estadounidense en el caso de los vehículos particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *