Conoce el plan del Gobierno sobre el desvío de camiones a peajes

desvio peajes

Una de las demandas habituales y periódicas de las asociaciones de transporte es que el Gobierno favorezca el uso de las autopistas con bonificaciones y descuentos para vehículos pesados.

Autopistas de peajes a cambio de bonificaciones

La administración ha recogido el guante y ha anunciado novedades para este 2017. 2015 fue un año piloto para el Ministerio Fomento, que implementó un plan voluntario de desvío de camiones en seis autopistas de peaje. El resultado fue 220.000 camiones más decidieron circular por estas mejores vías en lugar de rodar por las carreteras convencionales. La partida de los presupuestos para esa iniciativa experimental, que bonifica el uso de las autopistas y, por lo tanto, las hace más accesibles para el transporte profesional, fue de 7,5 millones de euros. Pero fue considerada un éxito porque el uso de las autopistas aumentó un 20%.

Para 2017, el nuevo plan de descuentos en los peajes incluye un descenso del 0,41% en las tarifas de peaje de la Administración General del Estado. La rebaja se realiza teniendo como referencia los índices de precios de consumo (IPC), aunque no es homogénea para todas las vías de España.

¿Cuánto bajarán los precios?

El mayor descenso, del 0,47%, se producirá en las autopistas Bilbao-Zaragoza (concedida a Avasa) y, por otra parte, Montmeló-La Jonquera, Barcelona-Tarragona y Zaragoza-Mediterráneo, concedidas a Acesa. En la autopista AP-1 Burgos-Armiñón, se producirá una bajada notable, del 0,31%. En el otro extremo, hay tres autopistas que subirán este año 2017 de precios, las tres en la Comunidad de Madrid; la R-4 Madrid-Ocaña, la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero. La subida alcanzará el 1,53%. Destacan también otras autopistas que suben levemente el precio, como la Santiago-Alto de Santo Domingo (0,09%) y la autopista Alicante-Cartagena (0,59%).

¿A cuánto ascenderán las bonificaciones?

Durante la exitosa prueba piloto de 2015, las bonificaciones oscilaron entre el 30% y el 50%. De momento el Ministerio que dirige Íñigo de la Serna no ha anunciado a cuánto ascenderá la cuantía, pero agrupaciones como la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM) solicitan que lleguen al 50%. En este momento solo dos tramos se benefician ya de bonificaciones especiales a los peajes, ambos en la AP-7; el Altafulla-Villafranca del Penedés y el Villafranca-Martorell.

Objetivo, la descongestión de las vías

Las medidas de desvío de camiones a autopistas tienen claras ventajas para la descongestión de las carreteras nacionales. Esa disminución de embotellamientos y del tráfico lento se traduce en un mayor cumplimiento de los horarios prefijados para las rutas, y en aumento de la puntualidad, algo muy valorado por los profesionales y que exigen las empresas que quieren enviar mercancías. Equilibrar el uso entre carreteras convencionales y carreteras de pago repercute en un tráfico más fluido.

El Gobierno apuesta por la seguridad

La seguridad de las autopistas frente a las carreteras nacionales está fuera de toda duda. En España, en 2016, dos de cada tres fallecimientos a causa de accidentes de tráfico se producen en carreteras convencionales. Una de las principales razones aducidas por la Asociación Española de la Carretera es su mejor mantenimiento por parte de Gobierno y Comunidades Autónomas. Las autopistas tienen mejores firmes, señales en mejor funcionamiento, iluminación en condiciones óptimas, etc.

La reducción de las emisiones, efecto secundario

La reducción de las emisiones de gases contaminantes es una de las consecuencias indirectas del desvío de camiones a autopistas. Los grandes motores de este tipo de vehículos ofrecen mayor eficiencia cuantas menos paradas haya que realizar como consecuencia del tráfico lento y cuanto más constante sea la velocidad.

Subsanar el déficit económico de la red

La medida gubernamental busca también contribuir a la reducción del déficit de conservación de las carreteras estatales, denunciado por la Asociación de la Carretera o la Confederación Nacional de la Construcción, entre otras agrupaciones. La crisis económica de los últimos años y las exigencias del objetivo de déficit han originado una situación que ahora se quiere corregir incentivando el pago por uso de estas vías especiales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *